La historia de Anita's Brownies

Quién iba a pensar que el no haber aprendido inglés en el colegio me iba a ayudar a formar una empresa tan chévere como Anita's Brownies... Pero así fue: porque no hablaba inglés cuando estuve en California en mi año de intercambio estudiantil, decidí tomar clases de culinaria y aprendí a hacer postres deliciosos, entre ellos brownies.

Luego, muchos años después, el 14 de febrero de 1.984, hice mis primeros 30 brownies con maní y se los ofrecí a mis alumnos de inglés; ellos se los comieron todos y pidieron más y más, y los bautizaron "los brownies de Anita." En ese entonces, un par de hijos pequeños y el reto de tener mi propio negocio me dieron la fortaleza para, poco a poco, construir esta empresa: una organización donde importa nuestro equipo, nuestra comunidad y ustedes, nuestros clientes.

Ha sido un camino largo pero lleno de satisfacciones y éxitos. Por eso, gracias por ser parte de Anita's Brownies.

Anita Chaux

Foto brownie cubierto de chocolate